Reclusa Parda, un nuevo concepto de la cantina tradicional

Sobre Río Ebro 85 en la Colonia Cuauhtémoc, abrió sus puertas Reclusa Parda, el nuevo restaurante-bar  inspirado en nuestras raíces mexicanas que ofrece mezcales raros, cócteles coquetos y comida mexicana reinventada bajo la tipología de la cantina tradicional.

Con un diseño tipo industrial —a cargo de ModoManera—  y una atmósfera amigable, Reclusa Parda surge como resultado de la mezcla entre lo contemporáneo y lo tradicional, sintetizando los rasgos típicos de la coctelería mexicana y tomando como apéndice la cocina tradicional oaxaqueña.

Su carta de comida creada con ingredientes locales y nacionales, reinterpreta la comida de cantina cuya “receta” se caracteriza por los platos rápidos de producir, fáciles de comer y buenos para compartir entre amigos.

Entre sus platillos estrella se encuentran el Fundido Oaxaqueño con insectos, hecho con queso monterrey y quesillo oaxaqueño proveniente de Etla, acompañado de una mezcla de chapulines y hormigas chicatanas, la Tostada de Tasajo, preparada con tasajo a las brasas, hoja santa y puré de frijol negro, y los Tacos Veganos, con setas, cebolla cambray, aguacate tatemado, berros y flor de calabaza, de los que destacan sus tortillas hechas a mano con maíz criollo, cocinadas sobre un horno de piedra.

En su barra, los mezcales son el protagónico. Cada temporada se elijen 10 mezcales distintos que representan una selección única de diferentes maestros mezcaleros que cambian constantemente para ofrecer siempre sabores y aromas nuevos. A parte del mezcal, también puedes encontrar otro tipo de destilados mexicanos como whisky de maíz de Oaxaca, ron artesanal de la Huasteca Hidalguense, ginebra hecha con una mezcla de chiles y algunos otros destilados nacionales que en su mayoría, involucran procesos de producción artesanal. 

La coctelería, a cargo del jefe de barra Luis “El Merengue” Reyes, está encabezada por tragos que retoman estos destilados y otros ingredientes regionales para crear cócteles con sabores verdaderamente mexicanos, como el Romance en Michoacán, con charanda michoacana, maracuyá y Aperol, o la Shula, a base de sotol y piña.

Si estás en un plan más tranquilo, Reclusa Parda ofrece una buena selección de Mocktails como Un Último Beso, preparado con arándano, pepino, hierbabuena y limón, y el Sueño Húmedo, con leche de almendra, crema de coco y semillas de chía.

Reclusa Parda está abierto de martes a domingo, y es la opción perfecta para comer y beber algo original, desde una comida al estilo barrio, hasta una noche más coqueta.

HORARIOS

martes y miércoles: 1:30 pm a 12:00 am
jueves, viernes, sábado – 1:30 pm a  2:00 am
domingo – 1:30 pm a 10:00 pm
*Ticket promedio: $400 MNX