Los mundos oníricos de: Rita Sánchez Domínguez

Rita una mujer con un gran talento, madre de familia, artista, amante de la vida y la naturaleza nos recibió hace algunos días en su estudio.

Con un delicioso desayuno preparado por ella misma, tuvimos unas horas de amena charla en torno a su vida y a su obra.

Desde muy temprana edad Rita encuentra en el dibujo una pasión, desde niña junto con su primo hacían competencias de dibujos a ver a quién le salían mejor, admite que la mayoría de las veces su primo lo hacía mejor y ante esta situación, Rita se esforzaba cada vez más para mejorar su estilo y decide tomar clases de pintura (aunque no profesionales, nos confiesa, eso ya fue mucho después).

Al pasar los años, no deja de lado la pintura, sin embargo, estudia la Licenciatura de Ciencias de la Comunicación y no es hasta que se casa y justamente en una vacación familiar, un conocido de ella ve sus pinturas y le gustan tanto que le comisiona realizar un mural en su casa vacacional. Tras largas horas y meses, por fin termina el mural y cuando su amigo le pregunta cuánto le va a cobrar no sabe que hacer ni cuánto cobrarle; lo mismo le sucede con cuadros que le quieren comprar algunos conocidos de ella y es ahí cuando se da cuenta que su verdadera pasión y a lo que se quiere dedicar el resto de su vida es a la pintura.

Para ese entonces decide empezar desde cero y toma clases como si fuera principiante, lo que le da un nuevo conocimiento y una nueva técnica que antes no tenía. Al terminar, poco a poco se empieza a adentrar en el mundo artístico y comienza a relacionarse con artistas y a vender obras de su autoría.

Desde entonces no ha soltado un pincel o su lápiz, y dice que es una bendición haber encontrado su verdadera vacación y profesión.

Su primer cuadro vendido fue uno que mandó a República Checa y es de su colección de libélulas, era un cuadro que Rita tenía en su sala y era parte de su colección personal. De ahí se empieza a meter más en el tema y comienza un nuevo cuadro con el tema de libélulas y es a partir de ahí que se va formando su colección titulada con el mismo nombre.

“Mis paredes no se encariñan con mis obras porque toda obra está hecha para marcharse, como los hijos”

A través de una entrevista de radio fue que su carrera empezó a despuntar en ese momento su obra y ella han sido publicados en muchos medios pues su obra ha sido expuesta en varios museos y recintos reconocidos no sólo de México.

*Qué colección le gustaría seguir trabajando: su colección de animales en extinción es algo en lo que quiere seguir trabajando, es una forma de activismo y de darle voz a los animales.

*Hacia donde quiere explorar Rita… “seguir con transparencias y manchas, me encanta por que me dejo llevar por los caprichos que te va dictando el agua, quiero trabajar más con la dimensión de espacios”.

*Su técnica favorita: “la acuarela porque es la que me remite a mis inicios, creo que hay veces en las que nos tenemos de reiniciar para poder fluir de nuevo. Es la base para saber como fluyen los pigmentos y es la que menos miente”.

*Qué técnica le gustaría experimentar que no haya hecho hasta ahora… “me encantaría hacer grabado, tengo ganas de hacerlo pero no he tenido tiempo, quizás hacer litografía de algunas colecciones”.

Rita es una artista comprometida con ella, con su obra, con el arte y con sus coleccionistas. Una persona aterrizada, con los oídos abiertos, sencilla y noble.

Los cuadros mismos me hablan y me dictan lo que quieren que plasme en ellos.

Exposiciones recientes:

*Activación e intervención de una botella de Siriaco Mezcal en la Porsche de Polanco.

*Exposición individual en la Embajada de Estados Unidos en México.

Próximas exposiciones:

*Del 26 de diciembre al 6 de enero en el Club de Yates de Acapulco.