Talento Emergente. Del 13 al 30 de septiembre en Cineteca Nacional

Por Salvador Cañas

Complementando las revisiones anuales que realizan los programadores de Cineteca, la quinta emisión de Talento Emergente, conforma un panorama del pensamiento fílmico más fresco de los últimos tres años, conformada de reflexiones universales y particulares a través de la visión de jóvenes cineastas que han llamado la atención en distintos circuitos internacionales de exhibición.

Conformado por 14 piezas provenientes de latitudes tan distintas como Vietnam, Argentina, China, Ecuador, Portugal, Turquía, Suiza, Brasil, Bélgica y México, en un marco mayoritario de coproducciones; El ombligo de Guie’dani (2018), de Xavi Sala será la pieza inaugural, hablada en zapoteco y español, que muestra sutilmente la discriminación y la explotación laboral a la que son sujetas las personas provenientes de comunidades originarias a la Ciudad de México, enmarcada en un contexto histórico de simulación de inclusión.

Las cinco imperdibles de ésta edición 2019 de Talento emergente: La fábrica de nada (2017), de Pedro Pinho, acerca de la revuelta socialista de un grupo de trabajadores portugueses en una fábrica de Lisboa, Torre de las doncellas (2018), de Susanna Lira, donde la autora construye con testimonios, la represión aplicada a mujeres que en los años sesenta y setenta fueron encarceladas en la prisión de Tiradentes (São Paulo) por la dictadura militar brasileña, Rave en Irán (2016), de Susanne Regina Meures, dos jóvenes clandestinamente en Teherán construyen su sueño de ser djs, La tercera esposa (2018), de Ashleigh Mayfair, retrato de una adolescente vietnamita predispuesta patriarcalmente a gestar un hijo barón y Llévame contigo (2016), de Micaela Rueda, que comparte la relación íntima de dos chicas de secundaria.

Es importante subrayar que la presencia de la mujer en la autoría y la inspiración de historias, es sustancial en el ejercicio del pensamiento fílmico universal actual, lo que no debemos asociar a una cuota de cumplimiento de equidad participativa, sino desde la perspectiva sustancial de una incursión que en el pasado fue castigada directamente por políticas internacionales que favorecían desequilibradamente a la producción patriarcal.

A lo largo de éstos cinco acercamientos al cine joven y prometedor internacional, tenemos la oportunidad de reconocer autores que surcan desde los parámetros de sus primeras piezas sus cuestionamientos, sus críticas y sus análisis acerca de realidades universales y específicas, lo que significa en términos generacionales, la entrega de la estafeta a un creciente frente creativo de mujeres y hombres construyendo los cimientos del séptimo arte del futuro.

 

La fábrica de nada de Pedro Pihno. Talento emergente de Cineteca Nacional

Las crisis socio-económicas que golpean directamente a la clase trabajadora, suelen ser maquilladas e incluso quedar anónimas del conocimiento público, a partir de estrategias diseñadas para invisibilizar y silenciar a aquellos que son los que sostienen el llamado sistema capitalista.

El cineasta Pedro Pinho, en conjunto con el colectivo socialista audiovisual Terratreme, confeccionan desde un conjunto de posibilidades narrativas fílmicas, la importancia de la micro historia como sustento orgánico del todo, encuentran las maneras adecuadas para construir una oda acerca de las revoluciones sociales de nuestro tiempo, esos mundos posibles que se construyen desde la organización, la auto gestión y las rupturas con los paradigmas de la explotación del hombre por el hombre; posibilidades que a los ojos de quienes viven ésta historia, parecen imposibles de alcanzar y ejercitar en la práctica.

El trabajo colectivo, la conciencia de clase y la solidaridad; son los tres ejes que sostiene el discurso que propone el autor portugués, que nos parece sumamente necesario y oportuno en un contexto histórico globalizado que vende exitosamente la idea de que el capitalismo humanista existe actualmente visualizando el futuro.

Ésta pieza, la debemos ubicar en los parámetros del cine político- social, aquel que denuncia y humaniza que impulsa desde la reflexión teórica, la reconstrucción de los tejidos de la organización de todas y todos, en un sistema que nos ha implantado la individualidad hasta el cansancio.

La fábrica de nada, ha sido presentada en festivales de todo el mundo; ganó el premio FIPRESCI en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes y el premio a mejor película en los festivales de Barcelona y Taipéi, fue rodada en una locación natural, con obreros auténticos de una zona industrial de Lisboa que quedó reducida de 52 a 11 fábricas, donde ésta crisis es compartida con Grecia y España, solo por mencionar algunos de los países que han golpeado con mayor impacto al proletariado.

No está de más, saber que éste largometraje se acerca a los 180 minutos de duración, que buscan plantear los diálogos y las visiones inmediatas de una problemática inminente y dura para los afectados y desde ese punto agudo, buscan las estrategias más convenientes a su causa, sin dejar de lado que éstas circunstancias se pueden replicar en otros puntos del mundo.

Cinematográficamente hablando, hay un encuentro inevitable con la referencia musical adentro de la nave industrial, la cual, nos vincula directamente con la construida justo en el año cero de éste siglo por Lars von Trier en Bailando en la Obscuridad y que plantea una en su totalidad, una especie de docu-drama musical.

Talento Emergente estará en el Circuito CDMX del 20 de septiembre al 17 de octubre (La Casa del Cine, Cine Tonalá, Cinemanía, Cinépolis Diana y cinco complejos Cinemex) y en 12 ciudades del Circuito Nacional a partir del 3 de octubre.

Consulta toda la información de Talento Emergente en el micrositio:

https://www.cinetecanacional.net/micrositios/talento_emergente5/

www.cinetecanacional.net

Facebook: Cineteca Nacional

Twitter: @CinetecaMexico

 

Anuncios