Vince Clarke en Pasagüero

Por Salvador Cañas.

La noche del pasado 18 de agosto, una gran ola de amantes de los sonidos sintéticos nacientes hacia finales de la década de los setenta, fue abarrotando poco a poco el Pasagüero, para el disfrute de cuantiosos clásicos de la música electrónica, los cuales fueron desfilando desde la intervención de una de dupla de dj’s que fueron invitados a amenizar la antesala del genio inglés Vince Clarke, quien fue parte de la primera alineación de Depeche Mode, así como la mente detrás de otros dueto proyectos como Yazzo, Erausure y VCMG.

En dichas selecciones, Camouflage, Kraftwerk, Human League, Information Society, Depeche Mode, New Order, Pet Shop Boys, provocaron el baile y el canto de muchos de los asistentes y a unos minutos al inicio del dj set de Clarke, In a Manner of Speaking de Martin Gore, (en su cover a la influyente historia musical de Tuxedomoon), sin saberlo, eso fue un indicador de que se acercaba el cierre de éstas dos selecciones que calentaron los motores de lo que recordaremos como una velada a través de una maquina nostálgica del synth pop que a lo largo de su historia, ha configurado el soundtrack de la vida de la mayoría de los ahí presentes.

Ante la ovación de los seguidores al verlo aproximarse a la mesa de los mandos musicales, Vince Clarke toma los controles de este viaje electrónico para iniciarlo con la imprescindible Don’t You Want me de The Human League, que fue sólo el principio de una selección que dio espacio para muchos más clásicos de distintos momentos de la historia del synth pop, donde el reputado compositor, también ha tenido muchísimo que ver.

A lo largo de su DJ set, entre muchas otras sonaron Don’t go de Yazoo, A Little Respect y Chains of Love de Erasure, Emerge de Fischerspooner, así como I Got the Power de Snap, Miedo de la mexicana Maria Daniela y acercándose hacia el cierre de su selección Born Slippy de Underworld.

Un poco antes de las 3 de la mañana, Vince Clarke, concluyó este DJ set, el cual será recordado como un gran momento de melancolía synth pop, donde el inglés compartió con sus seguidores varios de sus temas predilectos, así como otros imprescindibles de su carrera particular que, en conjunto, redondearon una velada electrónica donde todos los asistentes bailaron y cantaron complacidos, en honor a un ayer que se quedó a la distancia.

Anuncios