Brassaï. El ojo de París

Brassaï Portería, París, 1933 Impresión plata / gelatina | 29.3 x 22.2 cm Estate Brassaï Succession, París © Estate Brassaï Succession, París

La Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, la Fundación MAPFRE y el Museo del Palacio de Bellas Artes, presentan la exposición Brassaï. El ojo de París, primera retrospectiva en nuestro país de la obra de uno de los artistas fundamentales de la historia de la fotografía: el húngaro Gyula Halász, mejor conocido como “Brassaï”.

La muestra, que cuenta con más de 200 piezas y considerada la exhibición individual más completa que se ha hecho en México de este artista, llega al Museo del Palacio de Bellas Artes después de su presentación en las salas de exposiciones de la Fundación MAPFRE en Barcelona y Madrid, y en el Museo de Arte Moderno de San Francisco (San Francisco Museum of Modern Art -SFMoMA-) en Estados Unidos.

Brassaï
Portería, París, 1933
Impresión plata / gelatina | 29.3 x 22.2 cm Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

Brassaï, miembro clave de un grupo de fotógrafos europeos y americanos, cuyos trabajos redefinieron la identidad y enriquecieron el potencial de la disciplina fotográfica como forma artística, nació con el nombre de Gyula Halász (1899- 1984) en Brassó, Transilvania, entonces parte del Imperio austrohúngaro.

Tras estudiar arte en Budapest y Berlín se trasladó a París en 1924 para dedicarse a la pintura. Nunca regresó a su lugar de origen y en 1949 adoptó la nacionalidad francesa.

Fue en París donde, a finales de los años veinte, Halász sobrevivía gracias a los ingresos que obtenía de la venta de artículos y caricaturas a periódicos alemanes y húngaros. El artista quedó inmediatamente cautivado por la vida de la ciudad, no sólo por los artistas y los escritores de Montparnasse, sino también por los maleantes, las prostitutas y otros habitantes de los legendarios bajos fondos parisinos.

Brassaï
Jean Genet, Paríss, 1948
Impresión plata / gelatina | 39.7 x 30.2 cm Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

En esa época las fotografías sustituyeron rápidamente a las ilustraciones tradicionales en periódicos y revistas, y el trabajo de Halász para estas publicaciones lo llevó a improvisar una agencia fotográfica en la que él era el único empleado. A principios de los años 1930 empezó a hacer sus propias fotografías y pronto descubrió que su mayor talento residía en ese medio que antes había despreciado.

A fin de reservar su nombre auténtico para las pinturas, firmaba sus caricaturas como Brassaí, es decir, “de Brassó”, seudónimo que las fotografías harían famoso. Fue en la década de los años treinta y en la ciudad de París en la que Brassaï tuvo su época de mayor actividad fotográfica.

Potencial artístico de las imágenes directas

A diferencia de los fotógrafos con inclinaciones artísticas de principios de siglo, que emulaban a las artes tradicionales, los líderes del nuevo movimiento descubrieron el potencial artístico de las imágenes directas. Cuando la tradición que iniciaron empezó a ser celebrada a partir de 1970, el trabajo que Brassaï había hecho en reconocido como una de sus piedras angulares.

Brassaï
Nueva Orleans, 1957
Impresión plata / gelatina | 35.9 x 29.4 cm Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

Brassaï. El ojo de París, cuya curaduría está a cargo de Peter Galassi, antiguo Conservador y Jefe del Departamento de Fotografía del Museum of Modern Art de Nueva York (MoMA) y uno de los mayores expertos en la obra del fotógrafo no sigue, a diferencia de muchas otras retrospectivas, un orden cronológico: está distribuida en 12 secciones temáticas, las cuales resultan, a menudo, muy diferentes entre sí, haciendo evidente la gran diversidad del trabajo fotográfico de Brassaï.

Doce núcleos temáticos

Personajes es el nombre de la sección con la que abre la exposición. En la introducción a un libro con sus fotografías que se publicó en 1949, Brassaï vinculaba las artes modernas de la fotografía y el cine con el trabajo de artistas del pasado que reflejaron la vida cotidiana, como Rembrandt van Rijn, Honoré Daumier, Edgar Degas y Henri de Toulouse-Lautrec. Los elogiaba por su “deseo de ir más allá de lo anecdótico y elevar a sus sujetos a la dignidad de tipos.” En esta sección el público encontrará fotografías de gente cotidiana a la que el talento y genio de Brassaï elevaban a la categoría de personajes.

Brassaï
Desnudo en la tina, 1938
Impresión plata / gelatina | 23.5 x 17.3 cm Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

Si bien es cierto que nadie capturó la esencia del París nocturno tan exhaustiva y acertadamente como Brassaí, el fotógrafo también acumuló una colección considerable de imágenes de París de día: de los monumentos famosos de la ciudad, de sus rincones pintorescos y de la vida cotidiana en sus calles. Es precisamente en la segunda sección de esta retrospectiva, París de Día, en la cual abundan estas imágenes que reflejan un estilo marcado por geometrías atrevidas y recortes abruptos.

Brassaï
Vendedor de mariscos, Sevilla, 1951 Impresión plata / gelatina | 49.3 x 37 cm Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

Minotaure, tercera sección de la muestra, toma su nombre de la ya mítica revista de arte lanzada en junio de 1933 por el editor suizo Albert Skira, en la cual Brassaï fue invitado a participar con fotografías de Picasso en su estudio. Así empezó una de las amistades clave en la vida de Brassaí, que a lo largo de los años siguientes desempeñó un papel prominente en Minotaure, especialmente como colaborador de Salvador Dalí, ilustrando textos de André Breton y, en ocasiones, como artista por derecho propio.

Grafiti, cuarto núcleo, explora la admiración que Brassaï sentía por el grafiti. El fotógrafo húngaro fue una de las primeras figuras en abrazar esta forma artística. Prácticamente, desde el mismo instante en que se inició en el oficio, utilizó la fotografía como medio para recopilar los grafitis que aparecían por doquier en las paredes de París, con predilección por imágenes que habíaan sido grabadas o talladas más que dibujadas o pintadas y en las que, como él mismo señaló, las irregularidades de la propia superficie jugaban un papel importante. Llegó a reunir cientos de imágenes, de las cuales sólo se exhibe aquí una pequeña muestra.

Brassaï
Velada de Haute Couture [imagen invertida], 1935 Impresión plata / gelatina | 17.6 x 21.1 cm
Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

En Lugares y cosas, quinta sección de esta exhibición, el público podrá ver una serie de fotografías de cosas y lugares que reflejan la inquebrantable y evidente curiosidad que Brassaï sentía por la gente que las creó, las utilizó o vivió en ellas. La fe del artista en el poder de la fotografía para transformar lo que describe está detrás de su hábito de descubrir caras en edificios y paisajes. Pero su convencimiento de que lo más maravilloso no es lo extraño o lo bizarro, sino lo cotidiano observado claramente subyace a toda su obra.

Brassaï
Bal des Quatre Saisons, Rue de Lappe, ca. 1932 Impresión plata / gelatina | 49.8 x 40.4 cm
Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

En París de noche, sección meridiana de la exposición, el público encontrará algunas de las imágenes más icónicas y representativas de la obra de Brassaï. El artista llevaba apenas dos años haciendo fotografías cuando la suerte y la ambición le procuraron un contrato para hacer un libro sobre el París nocturno.

Cuando se publicó París de nuit, en diciembre de 1932, el libro tuvo un gran éxito y Brassaí se convirtió en un nombre familiar en el mundo de la fotografía. Los ricos fotograbados, las páginas sin márgenes y el atrevido diseño convirtieron al libro en un ícono de la modernidad. Este primer núcleo comprende una serie de fotografías de la vida nocturna de París que conformaron este primer libro.

Brassaï
Chez Suzy, 1931-1932
Impresión plata / gelatina | 30 x 23.8 cm Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

Después de la Segunda Guerra Mundial, Brassaï reorganizó su trabajo en grupos temáticos: París de noche, París de día, Desnudos, Sociedad, etc. Bajo el epígrafe Plaisirs (Placeres) agrupó todas sus fotografías de la vida nocturna parisina: entretenimientos públicos, desde el Folies Bergère (conocido cabaret de aquellos años) hasta las ferias de barrio; los cafés, los bares y los salones de baile; la prostitución callejera y los burdeles; los padrotes y maleantes; y las celebraciones anuales diseñadas para poner en cuestión la decencia burguesa. Es precisamente este conjunto de fotografías agrupadas por Brassaí lo que da título a la séptima sección de la exposición: Placeres.

Sociedad, octavo núcleo de la muestra, presenta las dos caras de una misma sociedad: los barrios bajos parisinos, los criminales, las prostitutas, los salones de baile y bares que frecuentaba, pero también el extremo opuesto del espectro social: el enrarecido mundo de la alta sociedad parisina, los salones de baile y las fiestas de la burguesía, los cuales aparecen en el trabajo de Brassaí a mediados de los años treinta.

Sueño, noveno módulo de esta retrospectiva, se compone de una serie de fotografías de gente durmiendo en espacios públicos. Los instantes capturados en la calle fueron una seña de identidad de la fotografía europea vanguardista de los años veinte y treinta. Sin embargo, la espontaneidad era algo ajeno a la estética más pausada de Brassaï. Como si quisiera insistir en este aspecto, eligió a la gente durmiendo en lugares públicos como uno de sus motivos favoritos.

Los desnudos femeninos eran otro producto característico de la mayoría de los fotógrafos profesionales en el París de los años de 1930 y Brassaï no fue la excepción. Cuerpo femenino, décima sección de esta muestra, está dedicada enteramente a los retratos que el artista húngaro hizo al cuerpo femenino y cuya fuerza reside en su desacomplejada urgencia carnal.

Brassaï
Prostituta, cerca de la Place d’Italie, 1932 Impresión plata / gelatina | 29.9 x 22.9 cm Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

La calle es el nombre que da título al penúltimo núcleo de la exposición. El trabajo de Brassaï para la revista Harper’s Bazaar le llevó a recorrer Francia y muchos otros lugares, desde España hasta Suecia, Estados Unidos y Brasil. Así pues, aunque su obra tenía sus raíces en París, acumuló una vasta colección de fotografías sobre la vida en lugares que le eran poco familiares. Son precisamente estas rarezas las que el público podrá apreciar al llegar a este punto de la exhibición.

Jean Genet, Salvador Dalí o Pablo Picasso son algunos de los personajes que los visitantes podrán encontrar plasmados en Retratos. Artistas, escritores, amigos, última sección de la exposición. El retrato y el desnudo eran géneros fundamentales para cualquier fotógrafo profesional en la época de Brassaï. Como retratista se especializó en artistas y escritores, que a menudo eran amigos suyos. En 1982 recopiló muchas de sus mejores imágenes en el libro Les Artistes de ma vie (Los artistas de mi vida), para el que también escribió un vibrante texto. Destacó sobre todo en dos tipos de retrato: en uno de ellos el artista es fotografiado en su entorno, el estudio; en el otro, el modelo se enfrenta honestamente al fotógrafo y el escenario apenas importa.

Brassaï
Kiki en el Cabaret des Fleurs, Boulevard de Montparnasse, 1932 Impresión plata / gelatina | 23 x 29.5 cm
Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

Con el fin de crear una experiencia más didáctica al público que nos visita, el Museo del Palacio de Bellas Artes ha diseñado una serie de herramientas de mediación que permitirán entender, disfrutar y profundizar en el trabajo de Brassaï. Un ejemplo de ello lo encontramos en una cronología del artista, realizada por Stuart Alexander, autor de uno de los textos del catálogo que acompaña a la exposición; un video ilustrativo de Paris de nuit, una serie de infografías de apoyo sobre revistas y grafiti y un video explicativo sobre los personajes, amigos y artistas que rodearon al artista. Aunado a esto, la exposición contará con un programa de actividades que comprenderá de charlas, conferencias magistrales y recorridos virtuales que enriquecerán la visión de aquellos interesados en conocer a fondo la vida y obra de Brassaï.

Programas públicos

Como parte de la oferta de programas públicos se contará con visitas guiadas y actividades lúdicas, dirigidas a público escolar y al público interesado en las temáticas de la exposición. La muestra contará también con un programa de actividades paralelas que ayudan al visitante a profundizar en temas específicos de la exposición.

El Museo del Palacio de Bellas Artes busca minimizar las barreras de acceso a la cultura y al arte, generando estrategias que propicien experiencias significativas dirigidas a las personas con discapacidad o que se encuentren en alguna situación de vulnerabilidad.

Brassaï
Montmartre, 1930-1931
Impresión plata / gelatina | 29.8 x 39.6 cm Estate Brassaï Succession, Paríss
© Estate Brassaï Succession, París

Para la presente muestra se incluyó un vídeo de introducción a los contenidos de la exposición en la Lengua de Señas Mexicana, para acercar el contenido a personas con discapacidad auditiva y promover la sensibilización para las personas oyentes acerca de esta discapacidad. De igual manera, se desarrollará el programa Arte ligado a tus recuerdos, dirigido a personas adultas mayores con recorridos mediados que promuevan el diálogo y la memoria colectiva para este sector de población.

Toda la información sobre estas actividades se podrá consultar en la página http://www.museopalaciodebellasartes.gob.mx, así como en redes sociales del museo.

Catálogo

El catálogo de la muestra Brassaï. El ojo de París, que presentan el Museo del Palacio de Bellas Artes y Fundación MAPFRE, con el invaluable apoyo de la Fundación Mary Street Jenkins, hace un recorrido por la producción artística del fotógrafo húngaro Gyula Halász, a través de tres ensayos realizados por el curador de la exposición Peter Galassi, el historiador del arte y especialista en fotografía moderna europea, Stuart Alexander, y el escritor español Antonio Muñoz Molina. Está acompañado, además, por una biografía del artista, elaborada por la historiadora del arte y comisaria independiente Kerstin Stremmel.

Brassaí. El ojo de París está organizada por Fundación MAPFRE, en colaboración con el Museo del Palacio de Bellas Artes, INBAL.

Brassaï
La Torre Eiffel vista a través de la reja del Trocadero, 1930-1932 Impresión plata / gelatina | 30 x 23.6 cm
Estate Brassaï Succession, París
© Estate Brassaï Succession, París

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, a través del Museo del Palacio de Bellas Artes, agradece el apoyo para realizar Brassaí. El ojo de París a Estate Brassaï, París; UBS, Fundación Mary Street Jenkins y Fundación Televisa.

 

Anuncios