Nanciyaga: Paraíso rodeado de naturaleza

Nanciyaga

Que en náhatl significa “al final de los árboles de nanche” o “musa de los sueños” cualquiera de sus acepciones suena bastante atractiva como para crearse una imagen visual bastante buena del lugar.

Y sí, ya sea que al final del camino se encuentren con éste mágico lugar o que al decidir hospedarse sueñen tan bien que no quieran irse de esta reserva ecológica la cual se encuentra a tan sólo unos minutos de Catemaco en el hermoso estado de Veracruz.

Para llegar hay que irse internando en un camino lleno de árboles, plantas, tierra y hojas que delimitan el camino, creando así la atmósfera perfecta para irnos haciendo una idea de lo que nos depara al final del camino. Al parar el taxi, se acerca una señorita muy cordial que nos recibe y nos dirige hasta la recepción del hotel. Con un escritorio de madera rústico y detrás de una cortina hecha con caracoles naturales somos atendidos por otra persona igualmente amable quien nos platica sobre todas las actividades que se pueden realizar dentro de la reserva, así como los aspectos que se deben cuidar pues todo es natural y se toman en cuenta hasta los más mínimos detalles como no utilizar jabones y shampoos que contaminen el agua, no hay electricidad en la cabañas ni baños privados, sólo se cuenta con un lavamanos que está afuera de la cabaña junto con una banca de madera para admirar el paisaje.

Imagen cortesía Nanciyaga

Nuestra cabaña que da a la orilla del lago es muy bonita y pintoresca, la vista es sublime y aunque la cabaña es pequeña y sencilla, no se necesita de nada más pues todo lo que nos rodea es lo que vale realmente la pena.

Ya instalados nos dirigimos rápidamente hacia el restaurante pues tienen horarios específicos y estamos a punto de perder la comida, sin más, corremos y llegamos a ver qué nos tienen preparado. En Veracruz es muy difícil comer mal y el restaurante de la reserva no nos decepcionó, el agua fresca de maracuyá deliciosa, las picaditas de frijoles y de salsa también muy ricas, para cerrar, un café de olla y una orejita de pan hecho en casa en horno de leña fueron la culminación perfecta para la tarde.

Cuando el sol comienza a meterse, los animales también hacen lo propio y como estamos en medio de la naturaleza, se pueden escuchar las guacamayas que en parvadas vuelan de árbol en árbol, los monos aulladores también son característicos de la zona y como si fueran orangutanes aúllan con tal fuerza que se pueden escuchar a varios metros de distancia, uno podría creer que se trata de King Kong que con fuerza bruta te va a llevar adentro de la selva, jeje, pero en realidad eso no pasa, de hecho ni se acercan a las instalaciones del hotel, pero sí que se hacen notar.

Ahora que es temporada de lluvias, caen lluvias esporádicas durante el día pero lo fuerte generalmente es en la noche y esa noche no fue la excepción. Hubo una gran tormenta con rayos que encendían toda la laguna y la cabaña, fue como de película de miedo, de esas blanco y negro que no sabes en que momento se te puede aparecer un espíritu en tu balcón. Fue un gran espectáculo nocturno que lejos de darnos miedo, nos arrulló y nos hizo caer en sueño profundo.

Al otro día después de una noche de descanso y con un poco de hambre nos dirigimos al desayuno, chilaquiles, fruta, pan dulce y café hacen de nuestro comienzo de día uno muy reparador. Con energía recobrada nos animamos a hacer kayac en el lago y aunque pareciera fácil, el viento nos hizo estragos y después de unas 3 horas recorriendo la isla y con los brazos un poco cansados, decidimos volver para ahora dejarnos consentir con una mascarilla de barro de todo el cuerpo. El barro es extraído del subsuelo de ahí mismo y tiene muchas propiedades y beneficios para la piel y lo mejor de todo es que puedes aprovechar las albercas con agua que brota de manera natural para quitarte todo el barro y también para refrescarse un rato.

Imagen cortesía Nanciyaga

Hay varias actividades con las que cuenta el hotel si se hospedan, como temazcal, recorridos por la selva, recorridos en lancha, masajes, y hasta visitas con un chamán.

Es sin duda uno de las mejores escapadas de fin de semana que les recomendamos cerca de la CDMX y de muchos otros rincones de nuestro país.

+info: http://www.nanciyaga.com/

 

Anuncios