Hotel La Semilla: el Edén Secreto

La mañana perfecta, en el lugar perfecto

Así se comienzan las mañanas en este hotel boutique secreto de Playa del Carmen, La Semilla, pues seamos sinceros, no hay muchos de nosotros que disfrutemos hospedarnos en cadenas de hoteles gigantes en donde hay un mundo de gente y niños corriendo por doquier. Nada, pero NADA, como la atención de un hotel boutique en donde a lo mucho te cruzarás en el camino con unas cuantas parejas que lo único que buscan es la tranquilidad y el descanso.

semilla-entrada-princHotel La Semilla, es un edén en Playa del Carmen, en verdad, es uno de los hoteles boutique de playa más bonitos que hemos visitado. Quizá será el sitio privilegiado en el que se encuentra, o la decoración del hotel, el concepto, o seguro, la conjunción perfecta de todo. Lo que sí es una realidad es que desde el momento en que pasas por la puerta, inmediatamente te llenas de una tranquilidad y de una sensación de paz increíble.

semilla-hab-2Con tan sólo 9 habitaciones, un roof garden y un espacio de terraza y cocina abierta en donde se puede disfrutar de una tarde tranquila de lectura y una copa de vino cortesía de la casa o en la mañana dejarse consentir con un delicioso desayuno en donde el único sonido que se escucha es de los pájaros y una pequeña cascada, hotel La Semilla es el sitio perfecto para unas vacaciones relajadas y mágicas.

En este hotel en verdad se viene sólo a disfrutar y descansar, sus áreas comunes y sus habitaciones decoradas tipo boho-vintage con colores crema y pastel hacen la ambientación perfecta, además la luz natural y las vistas hacia los arboles, la vegetación y naturaleza local le dan ese toque de paz perfecta.

La locación de La Semilla es ideal pues se encuentra a sólo unos pasos de la famosa y concurrida 5ta Avenida pero apartado del bullicio, en la calle 38 que lleva directo hacia una de las entradas a la playa pública.

Imagen: L´ENFER DES ARTS MAGAZINE
Imagen: L´ENFER DES ARTS MAGAZINE

La entrada a este edén secreto casi pasa inadvertida, es tan discreta como el hotel mismo, dentro de las 9 habitaciones con las que cuenta el hotel, dos son las suites que se encuentran hasta arriba y además de ser privilegiadas por la vista y la luz natural que entra por las ventanas, éstas cuentan con terraza privada y duchas al aire libre.

El hotel no cuenta con alberca ni con acceso directo a la playa pero esto no es un impedimento para disfrutar de las aguas cristalinas y tibias de Playa del Carmen, pues en el  hotel antes de salir a la playa te arman con el kit completo para no sufrir ya que te proporcionan toallas, bolsas de playa, sombrillas y hasta hieleras para ir bien preparados a disfrutar del sol y del mar.

Otra de las maravillas de Hotel La Semilla es el desayuno complementario que ofrecen a sus huéspedes, el jugo del día es perfecto y refrescante, a mi me tocó probar uno delicioso que tenía naranja, miel, canela y un toque de nopal, además te sirven fruta fresca de temporada que puedes acompañar con yoghurt y granola, y para cerrar, unos ricos huevos revueltos con chaya (la cual no podía faltar en el menú) acompañados de café o té. Definitivamente no hay mejor incentivo para comenzar el día que un buen desayuno, rico y nutritivo.

La atención de todo el personal también es especial, cordial y muy personalizada; siempre atentos a los huéspedes pero sin ser invasivos, la atención justa y correcta en todo momento.

Así sentada en la terraza después de una buena noche de sueño y de un desayuno insuperable, realmente me pongo a pensar si me voy a la playa o mejor me quedo otro rato sentada disfrutando de la sombra y del aire fresco que corre en la terraza rodeada de hermosos árboles y el sonido lejano de los pájaros y de una pequeña cascada que ambienta perfecto el momento.

Imagen: L´ENFER DES ARTS MAGAZINE
Imagen: L´ENFER DES ARTS MAGAZINE

+ info: http://hotellasemilla.com

 

 

Anuncios