Mitotl: Aromas y Sabores

Enclavado en pleno corazón de Cuernavaca y a pocas cuadras del Centro Histórico de la ciudad sobre calle Ricardo Linares N° 107, se encuentra el Hotel Garden Restaurant & Spa “Las Mañanitas”. Allí fuimos invitados a participar del evento Mitotl: Aromas y Sabores el cual se llevo a cabo en las terrazas del restaurante con una magnífica vista de los jardines que son transitados por bellos pavos reales y flamingos y que para la ocasión contó con la musicalización en vivo del afamado saxofonista Enrique Pimienta.

Al llegar notamos la calidez en el ambiente y no sólo de parte los organizadores sino de todo el personal, desde los valet parking, recepcionistas hasta los meseros quienes nos hicieron sentir como en casa, relajados para disfrutar de una tarde con amigos. Es que realmente lo que hace la gran diferencia es la atención, presta y esmerada, donde cada detalle cuenta, donde la cordialidad, simpatía dan ese toque especial que hizo que nos sintiésemos habitués. Nos recibieron con un cocktail de bienvenida llamado Jade, elaborado por el bartender Héctor Torres Sandoval, en base a ginebra con menta, pepino y lima Midori sobre un colchón de hielo frappé, para luego servir dos variedades de cerveza de Bocanegra elaboradas en Monterrey, una Pilsner de gran cuerpo, muy bebible, bastante oscura para su variedad y con gran presencia de malta, acaramelada, con un toque amargo y refrescante. Por otra lado, también nos ofrecieron una Dunkel, apenas más ligera que la anterior, de color marrón, con aromas a especias, gusto cítrico y bastante tostado que fueron acompañadas de un triolés de papas con dip y cacahuates.

A continuación pasamos al comedor en donde hicieron su presentación los Chefs Irving Quiroz de Monterrey y Juantxo Sánchez de la Ciudad de México quienes comentaron en medio de los aplausos sus creaciones junto con el maridaje que estuvo a cargo de la Sommelier de Querétaro Patty Cabrera.

La sommelier Patty Cabrera

El menú estuvo compuesto de cinco tiempos. El primero a cargo de Irving se trató de un taco de camarón al perejil, puré de calabaza de castilla, aguacate, crema de rancho con comino y flor de calabaza que inició el menú y nos deleitó ya que la combinación del crustáceo con las hierbas fue todo un acierto y lo degustamos con un vino blanco proveniente del Valle de Guadalupe y San Vicente de Bodega La Trinidad bivarietal Chardonnay -que aportó su cremosidad con su toque mantecoso- y Chenin Blanc que le dio frescura y equilibrio con notas afrutadas que recordaban a melocotón y pera y que ensambló de maravilla.

Taco de camarón
Taco de camarón

El segundo tiempo dio paso a la creación de Juantxo quien nos deleitó con una ensalada de bacalao con escalibada de hongos y verduras. Debo resaltar que la textura del bacalao fue magnífica y su sabor realmente incomparable y el cual maridó estupendamente con un vino rosado Del Viko Rosa de la Bodega Torres Alegre y Familia afincada en el Valle de Guadalupe elaborado con uvas Grenache 60% y Cabernet Sauvignon 40%, fresco y equilibrado con intensas notas florales y en menor medida frutas rojas y con aromas terciarios sutiles a vaina de vainilla, producto de su paso de 12 meses por madera de roble francés.

Ensalada de Bacalao

Mención especial mereció el tercer tiempo en donde se lució Juantxo con su mole alcaparrado con carnitas de pato y chayote amarillo. La cocción del pato hizo que fuese muy tierno y al mismo tiempo dorado con un mole delicioso, suave al paladar pero intenso en aromas. ¡Realmente un manjar! Su maridaje fue estupendo con un vino tinto Jardín Secreto, de la bodega Adobe Guadalupe, corte de cepas Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Cinsault. Con buen cuerpo, entrada amable y gran retrogusto. Complejo y equilibrado, con taninos maduros y suaves, especiado y con sabor a frutos rojos maduros.

Mole alcaparrado

El cuarto tiempo consistió en una lengua de res en mole coloradito, puré de coliflor, chilacayote y zanahoria baby, creación del Chef Irving. Debo reconocer que la lengua no es de mis platillos preferidos pero bien merecería que lo sea, pues fue un verdadero placer para la vista y en especial para el paladar por su textura y sabor que deleitó a los presentes. Se maridó de forma excelente con un vino tinto Cirio 13 barricas, de la Bodega Casta de Vinos, proveniente de la Región del Valle de Guadalupe. Se trata de un bivarietal de cepas Mourvèdre 50% y Cabernet Sauvignon 50%. De color rojo intenso con destellos granate, muy afrutado, recuerda a zarzamoras y frutos rojos bien maduros que le aporta el Mourvèdre y pimientos rojos propios del Cabernet Sauvignon, con notas a vainilla de su paso de 12 meses por madera de roble americano y húngaro. Su entrada es suave, aterciopelada y de final persistente.

Lengua de res en mole coloradito

El quinto y último tiempo (postre) estuvo a cargo de Irving y consistió en una Panna cotta de Albahaca, espuma de frambuesa, lemon curd y crumble de mantequilla. Toda una creación de texturas y sabores que fue digno broche de oro de la muestra. Se maridó con un Tequila Dragones Joven, 100% Agave Azul de edición limitada con una balanceada composición de tequila plata y de extra añejo que tuvo paso por 5 años en pequeñas barricas de roble americano que le confiere notas avainilladas y que lo hacen único e incomparable con su delicado aroma cítrico y floral.

Panna Cota de Albahaca
Tequila Casa Dragones
Tequila Casa Dragones

Salimos muy satisfechos de haber sido invitados a este evento con muy ricas comidas y sobre todo muy esmerada atención que nos prometimos volver a la brevedad.

Los invitamos a que durante su paso por la ciudad de la eterna primavera, no dejen de pasar al Hotel Las Mañanitas y disfruten de una rica comida y uno de los jardínes más hermososo de la ciudad.

Anuncios