Salón de diseño Colaborativo en el Museo Amparo

El Museo Amparo presentó el Salón de Diseño Colaborativo. Con este proyecto, el museo apoya la preservación, el rescate y la evolución de las técnicas artesanales, favoreciendo el diálogo con el diseño contemporáneo, al mostrar, reposicionar y revalorar algunos de los trabajos realizados en nuestro país en los últimos años y que son el resultado de la colaboración entre diseñadores y artesanos.

Una selección de 24 proyectos colaborativos provenientes de 14 estados de la República Mexicana nos muestran cómo estas prácticas de colaboración enriquecen no sólo el panorama social de las comunidades con las que se trabaja, impulsando las capacidades productivas y el mejoramiento económico para las familias artesanas, sino también el ámbito del diseño al estudiar, reconocer y revalorar el conocimiento que genera el oficio.

El Salón de Diseño Colaborativo propone convertirse en una plataforma que reconozca y difunda los esfuerzos de los diseñadores y de las comunidades de artesanos, entendiendo que su trabajo produce piezas de gran belleza y calidad técnica, contribuyendo a la reconstrucción del tejido social, así como a la creación de proyectos sustentables de largo plazo en beneficio de las diferentes comunidades.

El Salón de Diseño Colaborativo permaneció en la Galería 3 del Museo Amparo hasta el lunes 26 de septiembre de 2016.

Participantes en el Salón de Diseño Colaborativo

Colectivo 1050º (Oaxaca)

El trabajo en esta región muestra el interés por rescatar las técnicas milenarias y especiales de los ceramistas, realizadas con barro local.

Taller Lu’ um (Puebla)

Es un proyecto creativo enfocado en producir objetos de diseño interior, generados en conjunto por diseñadores contemporáneos y artesanos que utilizan técnicas tradicionales de México. Basa su eje de acción en una trama de ideas que lo hacen único; por un lado, da continuidad a la valorización del objeto artesanal mexicano; por otro, difunde el concepto de diseño contemporáneo y, finalmente, se apega a los parámetros del desarrollo sustentable.

Martha Vargas (Michoacán y Zacatecas)

La marca Martha Vargas Casa persigue la recuperación de las manufacturas tradicionales del Occidente de México bajo un enfoque contemporáneo. Presentamos piezas de la colección de muebles y piezas decorativas tituladas “Memorias de México”, basadas en la técnica de tallado de madera, propia de las comunidades purépechas de Michoacán desde la época prehispánica. Las piezas de su nueva colección están hechas con maderas de la región, como la parota, que es muy dura y resistente.

La Flor de Xochistlahuaca (Guerrero)

Las mujeres amuzgas, casi todas artesanas textiles, realizan sobre todo huipiles, carpetas, manteles y rebozos. El proceso del arte textil implica una larga serie de actividades íntimamente ligadas a su contexto social, desde el largo desarrollo de aprendizaje de la tradición, el esfuerzo y perseverancia que se requiere en la creación hasta la precisa aplicación de las técnicas ancestrales. En los últimos tres años, The Shelley & Donald Rubin Foundation ha hecho posible que estas maestras artesanas tengan la oportunidad de trabajar en talleres en colaboración con artistas y diseñadores como es el caso de Maddalena Forcella, entre otros.

Txt.ure (Estado de México)

El txt.01 es uno de los pocos objetos tejidos que han mantenido su construcción intacta desde la época prehispánica. Éste genera una poderosa conexión con el pasado. Así, el txt.01 habla de este ADN tradicional desde sus formas. txt.ure ha afinado su grandiosidad y escala para convertirlo en una pieza de diseño contemporáneo.

OAX-I-FORNIA (Oaxaca)

El estudio Oax-i-fornia, dirigido por Raúl Cabra, es un proyecto académico complementado con una oficina multidisciplinaria de diseño, que trabaja con clientes y otros diseñadores para crear productos en colaboración con artesanos de Oaxaca. Los objetos de Oax-i-fornia son artefactos que oscilan entre dos mundos, contemporáneos en su forma, pero basados en la tradición de la técnica y el material.

Studio davidpompa (Hidalgo, Puebla y Oaxaca)

Es un estudio joven de diseño interdisciplinario con sede en Austria y México. El fundador David Pompa Alarcón, creció en ambos países y creó un fuerte vínculo con la cultura mexicana. Estudió diseño de producto en Londres. En 2013 abrió su primera tienda en la Ciudad de México.

Álvareztostado (Jalisco y Nayarit)

Alvareztostado explora las posibilidades del diseño utilitario de la mano de los oficios artesanales y las herramientas tecnológicas actuales, sin abandonar la arquitectura y el diseño de mobiliario.

Fábrica Social (Hidalgo y Yucatán)

Su objetivo es apoyar a artesanas indígenas a tener ingresos fijos y estables por medio del comercio justo de los productos de su oficio tradicional. Trabajan en cinco estados de la República Mexicana con más de ciento cincuenta mujeres indígenas. Fábrica Social tiene casi diez años diseñando prendas que suman la creatividad y el conocimiento de mujeres artesanas indígenas e impulsando la construcción y el crecimiento de un mercado equitativo y justo.

Maddalena Forcella (Chiapas)

Trabaja con tejedores de Chiapas y Oaxaca una línea de tapetes para proyectos de diseño de interiores en México y Estados Unidos.

Mestiz (Coahuila)

Es un proyecto creado por el joven arquitecto mexicano Daniel Valero, quien desde hace año y medio se ha dedicado al diseño de mobiliario y textil en colaboración con los artesanos de su ciudad natal, Saltillo. Busca difundir la artesanía y las tradiciones regionales en los ámbitos de estilo de vida contemporáneo. Mestiz revaloriza las técnicas artesanales para su recuperación y su adaptación a nuevos estilos de vida mediante los recursos de la investigación, la conceptualización y el desarrollo de una colección.

Bi Yuu (Oaxaca)

Se fundó en 2012 por la diseñadora textil Marisol Centeno, para crear una marca especializada en tapetes y complementos textiles de diseño, con una fuerte visión de calidad, vanguardia y responsabilidad social.

Phigmento (Oaxaca)

Es un proyecto de Daniel Villela que busca el equilibrio promoviendo el desarrollo sustentable y el rescate de las tradiciones de los pueblos artesanales. Teotitlán del Valle se ha distinguido por su gran calidad del trabajo artesanal y por mantenerse firme a sus creencias. Phigmento se crea en esta comunidad, donde la pureza de las tradiciones está presente. El principal pilar de Phigmento es el talento de sus artesanos, quienes desarrollan sus técnicas bajo una línea de diseño contemporáneo. “Rescatamos técnicas y materias primas artesanales, y revalorizamos los textiles a través de diseños contemporáneos, al tiempo que los damos a conocer en diversos mercados”.

José de la O (Veracruz y Guerrero)

El estudio va más allá de la creación de simplemente objetos, sino que se extiende al diseño estratégico, comunicación visual, diseño de producto, predicción de tendencias y emprendimiento cultural.

Ayres (Yucatán)

Joana Valdéz, diseñadora industrial, y Karim Molina, diseñadora textil, han fundado Ayres, una marca que crea objetos sencillos, utilitarios y que cumplen con una estética primaria, es decir, que las formas son básicas y al mismo tiempo únicas, recordándonos utensilios prehispánicos. Los productos están creados con materiales naturales como las maderas de tzalam y guayacán, piedras volcánicas y pieles naturales; al mismo tiempo, los procesos que Ayres maneja son totalmente artesanales dando así detalles únicos a los productos.

Oscar Hagerman (Puebla, Yucatán, Oaxaca y Estado de México)

El arquitecto Oscar Hagerman es sin duda el referente indiscutible del diseño social en México y un trabajador incansable. En su trabajo abundan proyectos rurales y colaboraciones con cooperativas de artesanos para producir muebles y otros objetos, como la Silla Arrullo, diseñada para la cooperativa Don Emiliano en los años sesenta y que hoy se presenta en este Salón. Esta silla ha funcionado como modelo para fabricarla en diversas comunidades del país, con un uso responsable del material y un diseño óptimo, de formas simples pero funcionales.

Estudio Pomelo (Michoacán y Oaxaca)

Con sede en Guadalajara, desarrolla objetos utilitarios, experimentando y colaborando con artesanos, como una manera de mantener vigentes las técnicas tradicionales. Los tapetes de Estudio Pomelo combinan formas, texturas y colores que se adecúan armónicamente a los espacios, gustos y tendencias actuales. Son elaborados con materiales naturales por artesanos mexicanos, para fomentar la permanencia de una tradición centenaria y ofrecer oportunidades de trabajo. Las piezas de cobre que hoy se presentan en el Salón han sido hechas en colaboración con artesanos de Santa Clara, Michoacán, quienes trabajan magistralmente este material desde la época prehispánica.

Denisse Kuri (Puebla)

Hoy, el principal objetivo de la marca es preservar la tradición de los textiles indígenas, la valoración de la mujer indígena, y que por medio de su trabajo puedan alcanzar su independencia emocional y económica. “La misión de la marca es lograr que la gente reconozca su trabajo como Arte y a ellas como unas artistas; y quien utilice nuestros productos se sienta privilegiado de poder portar este maravilloso arte milenario”.

Ediciones Jalapa (Guerrero)

E/J produce ediciones de diseño contemporáneo creadas por diseñadores nacionales e internacionales. Cada una de sus colecciones tiene un brief que nace de una reflexión acerca de diferentes aspectos de la sociedad mexicana: desde la economía de la artesanía hasta la utilidad y pertinencia de distintos objetos; dando como resultado una interesante diversidad de propuestas tanto en tipologías como en materiales, donde la característica principal es que el diseño habla del contexto y savoir-faire propios de México.

Cerámica de El Tajín (Veracruz)

El Proyecto Alfarero Tajín nació en mayo de 2007 con la intención de fortalecer la raíz cultural totonaca, de suma importancia para Veracruz. Además, busca que las artesanas perciban un ingreso digno por su trabajo y a la par se conserve esta práctica cultural de enorme belleza y tradición. Para asegurar la sustentabilidad de este grupo de alfareras de Staku: Cerámica de El Tajín, se han trabajado conscientemente las áreas de diseño, administración, calidad, comercialización y conciencia de grupo.

Ophelia® (Puebla)

“Este año introducimos a la familia Ophelia® una nueva línea de cerámica blanca de base de barro de la región de Ajalpan en el estado de Puebla. Cada pieza cuenta con la certificación del “Consejo Regulador de Loza Poblana de Región de origen” que lo avala como un producto artesanal único y exclusivo, regulado a su vez por la Asociación de Artesanos de Puebla. Se recubre la pieza con esmalte cerámico y los pigmentos que utilizamos en el taller son libres de plomo y de solventes tóxicos. Nuestra técnica del decorado es 100% manual con un diseño plumeado tupido”.

Colorindio (Chiapas)

Teje historias de cultura ancestral a través del textil. Es una postura ante la vida, basada en rescatar la tradición del tejido como arraigo a la diversidad cultural de México. Reivindica las técnicas milenarias para elaborar, hilo por hilo, piezas cotidianas.

Ruralista (Guanajuato)

Es un proyecto de diseño mexicano creado en el corazón de Guanajuato, con base ideológica en San Miguel de Allende y en un pequeño taller en Dolores, Hidalgo. “El enfoque de la marca no es generar productos en serie en una producción masiva; por el contrario, creamos pequeñas producciones con ejemplares numerados; cada uno elaborado con tierras diferentes de la región del estado. Son manifestaciones plásticas elaboradas a mano en el Bajío de México en busca de generar una resonancia sobre la identidad, con la visión de reconocer la propia tierra y su trabajo”.

Tributo (Jalisco)

El catálogo de Tributo es una cartografía de la diversidad de técnicas artesanales y materiales que se encuentran en nuestro país. Con sus productos comunican la riqueza y herencia creativa de México. Ofrecen objetos de diseño contemporáneo fabricados exclusivamente por maestros artesanos y diseñadores, con base en su principal valor que es lo hecho a mano influenciado por la herencia de las tradiciones. Su principio consta de promover y activar los sectores productivos de México a través de la vinculación de su trabajo con importantes proyectos nacionales e internacionales.

Guardar

Anuncios