Belmondo Condesa: una visita obligada

El equipo de nuestra revista fue invitado al restaurant Belmondo que hace muy poco abrió sus puertas una de sus nuevas sucursales en la calle Alfonso Reyes n° 238 de la Colonia Hipódromo Condesa, complementando los otros locales ubicados en Polanco y en Colonia Roma. Allí fuimos recibidos por su Gerente, Luís Flores, quien nos llevó a recorrer las instalaciones de ésta bonita sandwichería, cafetería y bar ambientada en dos cómodas plantas al mejor estilo de los años setenta.

Belmondo tiene una hermosa vista exterior a través de amplios ventanales y su terraza, sus mesas y sillas retro le dan un look muy elegante al lugar, sus paredes de color pastel, iluminación cálida y la suave música permite a los comensales platicar y relajarse mientras disfrutan los ricos platillos que prepara especialmente el Chef Héctor Hidalgo siguiendo los lineamientos del Chef Ejecutivo Israel Mata.

Staff completo de Belmondo Condesa
Staff completo de Belmondo Condesa

Esta sucursal cuenta con 20 empleados y abre sus puertas en el horario de 13 a 22 hs. Si vas, te darás cuenta que todo el equipo trata a los clientes con gran cortesía haciéndolos sentir como en su propia casa. Todo se conjuga a la perfección, vista, ambiente, cordialidad y platillos muy bien logrados que deleitan a quienes a diario se dan el gusto de visitar ésta nueva propuesta gastronómica.

Belmondo nos recibió con la mesa puesta con una deliciosa salsa roja, verduras en vinagre y una fantástica salsa de chile habanero tatemado creación de la casa que recomendamos no dejar de probar.

El jefe de barra Omar Armas nos propuso comenzar con los tragos especialmente preparados por él. Nos trajo un Tinto de Verano que consiste en vino tinto de la casa con un toque de Sprite y rodajas de limón amarillo, un Belmondo Mule en base de Gin Hendrinck´s con trozos de jengibre fresco, jugo de limón, jarabe de ajonjolí blanco y cerveza de jengibre y un Aperol Spritz que lleva licor Aperol, champaña Louis Perdier, agua mineral y twist de naranja.

Los tragos fueron un gran acierto pues acompañaron la comida a la perfección.  Pudimos degustar el Cuscús con arándanos, almendras, cebolla, pimientos, jitomates cherry con oliva y perejil acompañados de un Hummus hecho en casa con trocitos de pan pita coronado con germen de alfalfa ¡realmente delicioso! También probamos una sopa de papa y crema muy sabrosa. Después probamos unos Mac ´N Cheese gratinados en queso estilo americano. Pero los sándwiches son la especialidad de la casa y comenzamos con el de queso de cabra con pesto de nuez de castilla, berros, apio y aguacate, una combinación muy atinada y de gran sorpresa para el paladar.

También nos recomedaron probar el Grill Cheese Sandwich de queso emmenthal con cebolla caramelizada en cerveza y mayonesa casera, acompañada de un mix de hojas verdes y papas a la francesa que nos deleitó y que maridamos con una gran cerveza belga, la Affligen Blonde de doble fermentación que le confiere una gran carga aromática; de color dorada por el lúpulo que contiene, rubia y brillante, cremosa, con suave y permanente espuma y con aromas cítricos que se sirven en una copa grande y de boca tipo cáliz -decorada con un escudo de la espada y las llaves- para que realcen sus aromas. El staff nos explicó que la cerveza se servía primero en la copa grande para poder degustar su cuerpo y luego en una copa mucho más chica, aquella parte que se le denomina “alma”. Fue en ese instante que nos dimos cuenta que el personal de Belmondo ama su trabajo y además lo hace de forma muy profesional, aportándonos conocimientos que siempre son bienvenidos.

Párrafo especial merece la ensalada de betabel con nueces caramelizadas, queso de cabra, aguacate y pera con cítricos y ni qué hablar de la ensalada de papas cambray con rúcula en una suave mayonesa casera. ¡Si vas a Belmondo, procura llevar apetito porque todo es delicioso!

Luego de un descanso continuamos dos postres creación del Chef: un exquisito Brownie de chocolate con helado de vainilla y zarzamoras, frambuesas y blueberries y un Pastel de Chocolate con toque de sal marina, decorado con frutos rojos frescos y chocolate semi-amargo, muy esponjoso con corazón de mousse de chocolate. Ambos postres nos invadieron de sabor las papilas gustativas y aprovechamos para combinarlos con un café expreso corto, muy intenso, seco, cremoso y aromático, que nos cuentan, es un mix de cafés de Oaxaca, Veracruz y Chiapas y que fue especialmente hecho para Belmondo.

Muy buena relación precio-calidad y platos muy generosos que pueden compartirse. Finalmente el sub-gerente Javier Gallegos nos comentó que además de lo habitual, próximamente Belmondo Condesa tendrá sus Brunches con sorpresas especiales y precios muy acordes, de lunes a sábados en el horario de 9 a 13 y los domingos de 9 a 17 hs. Salimos muy satisfechos de haber conocido este local con muy ricas comidas y muy esmerada atención que nos prometimos repetir a la brevedad en sus otras dos sucursales hasta ahora.

Anuncios