Notas de cata: CASA MONTE PÍO

Estuvimos con el Sr. Pablo Martínez, Gerente de la bodega, quien nos comentó que poseen viñedos en el municipio de Ribadumia ubicados en la sub-zona de Val do Salnés, considerada la cuna del Albariño por ser el lugar de origen de sus primeras cepas. Posee un clima atlántico húmedo con veranos calurosos y abundantes precipitaciones y goza de un terreno pobre y soleado, de fácil drenaje con arenas de granito en descomposición, muy mineral y salino. Allí se cultiva principalmente Albariño y la uva tinta Espaldeiro. Se utiliza la técnica del emparrado con un rendimiento promedio por hectárea de 9.000 Kg. Cuando la uva llegó a su perfecta maduración se procede a la recolección manual en cajas de 15 kg. Los viñedos tienen una antigüedad promedio de 25 años.

Catamos los siguientes vinos:

-Monte Pío: Añada 2014, 100% Albariño. Vino de elaboración clásica sin fermentación maloláctica. Las uvas se despalillan y se les efectúa un suave prensado, dejando reposar el mosto obtenido y se desfanga por gravedad. Se realiza la fermentación alcohólica por 10 días sin hollejo en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada de 15° C, luego se descubre para quedar con las lías más finas, dejándose reposar por 3 meses sobre éstas, para luego trasegar, filtrar y embotellar. Posee una graduación alcohólica de 12,5%. A la vista se presenta de color amarillo pajizo brillante con reflejos verdosos. En nariz es muy aromático con aromas cítricos. En boca posee un buen arranque, fresco y profundo, con gran acidez pero equilibrada, notas minerales y salinas que otorgan gran frescura. Su sabor recuerda a limón y toronja y con notas a flores blancas. Muy indicado como aperitivo y para acompañar mariscos salteados.

-Monte Pío “El Dorado”: Éste vino proviene de una esmerada selección de las cepas más antiguas de la casa, de una antigüedad aproximada a los 30 años. Tiene poca fermentación maloláctica. Vendimia manual en cajas de 15 Kg. Luego del despalillado y suave prensado, el mosto se macera de 4 a 6 hs., se deja reposar y desfanga por gravedad. Se realiza luego la fermentación espontánea en depósitos de acero inoxidable, se descuba y realiza la batonage de sus lías aproximadamente 6 meses, se trasiega, se filtra y se embotella. Es de color dorado brillante. Al olfato presenta notas a fruta madura, con gran complejidad aromática. En boca es muy estructurado, untuoso, de gran redondez y equilibrada acidez, con sabores cítricos y minerales, gran persistencia y retrogusto. Su maridaje ideal es el pescado condimentado, las comidas asiáticas como el sushi y las carnes inclusive no blancas.

RECOMENDACIÓN L’ENFER DES ARTS: Monte Pío “El Dorado”. 2015-11-04 17.42.59

Anuncios