EL CUERPO COMO MEMORIA EN LA GALERÍA NM CONTEMPORÁNEO

La Galería NM Contemporáneo, se complace en invitar al público en general, a la exposición colectiva “El cuerpo como memoria”, que reúne a Miriam Medrez como artista establecida y a Pamela Zubillaga como artista emergente.

El cuerpo como memoria es una muestra colectiva que conecta el tema del cuerpo y su estado emocional, a través de elementos formales que representan órganos, heridas o incisiones, entre otros puntos temáticos como el miedo, la familia, la maternidad, la pérdida. Una conjunción de dos líneas, lo escultórico y lo pictórico. Una serie de obras que recurren al cuerpo como memoria y esperanza, para mostrar la verdad del propio cuerpo en la medida que llegamos a nosotros mismos a través de los otros.

Espacio fragmentado
Espacio fragmentado

 El diálogo entre ambas artistas habla del interior, del exterior, volumen y superficie; su obra entrelaza las rodillas, las espaldas y la propia imagen de la mujer como principio de creación y recepción. Sus figuras adquieren voz, asumen el derecho a la enunciación, forjando una suave alianza entre expresión plástica y verbal que subraya el carácter poético de estas series; siguiendo los planteamientos de Hélène Cixous sobre la escritura femenina, su expresión emana de la materialidad y particularidad de la experiencia corpórea femenina. El cuerpo de la mujer tiene una historia que se coloca en espacios incómodos y que expresa el fastidio de un cuerpo encajado.

Miriam Medrez (México D.F. 1958) En su serie, “Lo que los ojos no alcanzan a ver”, transforma la figura femenina para producir mujeres juntas, mujeres aisladas mujeres trabajando, mujeres estando-haciendo suya la tarea de proveer de habitantes y compartir con nosotras un universo imaginado a partir del principio de lo femenino. El manejo de la costura y la construcción en tela, ha implicado para Medrez el dominio de nuevas técnicas y materiales que imponen retos prácticos, estéticos y conceptuales que dan paso a posibilidades expresivas y modos de articulación con la historia del arte y los procesos de significación y recepción artísticos. Al construir cuerpos de mujeres de tamaño real en tela, resignifica la figura de “la muñeca de trapo”.

Contención
Contención

Pamela Zubillaga (Guerrero, Mx. 1984) Presenta obra seleccionada de seis de sus series conocidas como: “Todos mis huesos son prestados”, “El jardín de las delicias”, “La casa que habito”, “Casa sin ventanas”, “Recolección” y “Serie Dorada”. Su trabajo tiene que ver con el duelo que se establece en los vínculos afectivos de su entorno y describir metafóricamente los estados emocionales que el cuerpo manifiesta, haciendo referencia a las capas simbólicas de protección que el ser humano necesita en su fragilidad. Pamela actualmente trabaja en la pintura a partir de la piel y el cabello humano para hacer referencia a las sensaciones que se desprenden del contacto corporal que percibe en su cotidianidad. La piel humana es un pretexto visual para hablar del abandono del cuerpo; de su fragilidad, su descomposición, su deformación y la frivolidad con la que tratamos este elemento que nos pertenece.

Casa sin ventanas
Casa sin ventanas

El cuerpo como memoria inaugura viernes 20 de noviembre y permanece hasta el 13 de febrero, en la Galería NM Contemporáneo ubicada en la calle de Juan Ruiz de Alarcón #13, Centro. Cuernavaca, Mor.

Anuncios