Hotel boutique & spa en San Miguel de Allende: DOS CASAS

En el corazón de una de las ciudades coloniales más hermosas de México y del mundo, muy cerquita del centro histórico, podemos encontrar un bello hotel que cuenta con todo lo que un viajero sibarita busca al hospedarse. Entre las muchas opciones que podemos encontrar en San Miguel de Allende, el hotel Dos Casas ofrece al viajero un espacio íntimo, único y hermoso, lo que resulta del perfecto balance entre sofisticación y calidez.

Este hotel boutique cuenta con 12 modernas habitaciones decoradas de acuerdo a las tendencias actuales del diseño sin dejar a un lado su esencia puramente mexicana. Detalles en las telas, muebles y elementos de decoración nos vuelven a traer a la mente de que el diseño mexicano aplicado con buen gusto resulta en una experiencia no sólo vivencial sino también visual.

Habitacion Dos Casas
Imagen cortesía Hotel Dos Casas

Dos Casas abrió sus puertas en el 2004, el arquitecto y empresario Alberto Laposse construyó el hotel boutique interviniendo dos casas coloniales adyacentes del siglo XVIII, ahí el por qué del nombre de este hotel boutique, fundando así el primer hotel de diseño en San Miguel de Allende.

Terraza Dos Casas
Terraza Dos Casas

En el 2013 fue remodelado una vez más por Alberto y el interiorista mexicano Germán Velasco, el resultado es palpable desde el momento en que uno se encuentra parado en el exterior de la fachada del hotel. Elegancia y atención en los detalles hacen de una decoración ecléctica, que mezcla muebles de los años 40 y 50 con lo último en diseño con un toque mexicano que le da todo el look al hotel.

Spa Dos Casas
Spa Dos Casas

Dentro de las amenidades de Dos Casas sin duda tenemos que platicar del spa, un espacio cuyo diseño se inspira en las cuevas de sanación de la antigua Grecia donde el agua, la piedra, el aceite de oliva, el cobre y la luz del fuego eran elementos que favorecían la meditación y bienestar del cuerpo y de la mente. La experiencia comienza con la activación del “ruido blanco” emitido por IRIS, la pieza de arte contemporáneo o maquina, como la define su autor el artista e inventor Ariel Guzik que emite una vibración que promueve una relajación interna y amplifica los beneficios curativos.

Al salir de este santuario, seguro que nos sentiremos diferentes, totalmente relajados y dispuestos a disfrutar aún más nuestra estancia en esta ciudad mágica.

Tampoco podemos dejar atrás su hermosa terraza con una vista privilegiada de la ciudad, o el bar con cocteles y tragos bastante buenos, ideales para disfrutar después de un largo día de caminata por la ciudad.

El otro spot dentro del hotel que no se puede dejar de mencionar es el restaurante Áperi, un destino gastronómico por sí mismo, a cargo del chef Matteo Salas quien sin duda ha llevado la cocina de Áperi a otros niveles, dejando a quien visita su restaurante con una experiencia gourmet inigualable.

Áperi, del latín “abierto” describe a la perfección la propuesta del restaurante, que ofrece una experiencia culinaria única; comida para los cinco sentidos, preparada con los más frescos ingredientes de la región y la pasión que caracteriza a su chef Matteo Salas.

En Áperi se puede disfrutar de menús ya establecidos con un precio fijo tanto a la hora de la comida como en la cena, también por supuesto, que cuentan con menú a la carta en donde podrán degustar varios platillos confeccionados pensando en satisfacer todos los gustos. Sin duda, el chef Matteo le imprime su toque especial utilizando ingredientes diversos y de la región sin dejar a un lado el toque mexicano que todo viajero aprecia al visitar a nuestro país.

Áperi ofrece tres experiencias culinarias distintas:

*El salón y patio

Espacios acogedores decorados de manera ecléctica, en el que el comensal puede disfrutar de los platillos de manera tradicional.

*La mesa del Chef

Que se encuentra en el patio trasero junto a la cocina: ideal para tener una experiencia íntima, en grupo o en familia, y ser atendidos personalmente por el Chef Matteo, además de conocer más de cerca la propuesta del restaurante.

*La degustación en la barra dentro de la cocina

Una oportunidad única de probar las creaciones del Chef de su propia mano y presenciar su preparación de la manera más íntima e ilustrativa posible.

Dos Casas es un lugar dónde el lujo y la comodidad son una misma, dándole al huésped la mejor experiencia en todos los sentidos haciendo de nuestra estancia inmejorable, queriendo nunca dejar el hotel o más bien regresar cuantas veces sea posible.

*Para más información sobre el hotel, tarifas y paquetes especiales no dejen de visitar su página: http://doscasas.com.mx

 

Anuncios