V EDICIÓN WINE & FOOD FESTIVAL. CATAS EXCEPCIONALES: MONTE XANIC

Nuestra revista tuvo la oportunidad de asistir a los tres días de la V Edición del WINE AND FOOD FESTIVAL realizado en la ciudad de México del 25 al 27 de Septiembre en el hotel InterContinental de Polanco. En este artículo, te comentaremos con detalle lo ocurrido en las catas excepcionales que se llevaron el segundo día del festival y nuestras recomendaciones para que te vayas adentrando en el mundo del vino.  Todas las catas fueron presentadas y acompañadas por Acqua Panna y St Pellegrino.

SEGUNDA CATA EXCEPCIONAL: MONTE XANIC

CATA VERTICAL DE SYRAH EDICIÓN LIMITADA 2010 – 2011 – 2012 – 2013 Y CALIXA SYRAH 2014.

La cata vertical es aquella que se realiza degustando un solo tipo de vino sea varietal o blend de distintas añadas, para comparar los cambios que produce el paso del tiempo, ya sea que ocurra en la guarda en botella o en barrica o una combinación de ambas y pueden ser de una misma región, una misma denominación de origen o de una misma bodega, analizando las diferencias de cada uno ante los cambios climáticos (temperatura, amplitud térmica, nivel de humedad y lluvias) que se generan en años diferentes.

DOCTOR HANS PAUL BACKHOFF ESCUDERO DIRECTOR TÉCNICO, ENÓLOGO Y SOCIO FUNDADOR DE MONTE XANIC
DOCTOR HANS PAUL BACKHOFF ESCUDERO.
DIRECTOR TÉCNICO, ENÓLOGO Y SOCIO FUNDADOR DE MONTE XANIC.

Con el lema “El buen vino nace en la viña” el enólogo y fundador de Monte Xanic, el Dr. Hans Backhoff abrió la presentación de la segunda cata del día 26 de setiembre  Y así es, ya que el viñedo se cría un cuidado artesanal producto de una vasta experiencia que permite discernir la cantidad adecuada de plantas por hectárea, el raleo necesario para que las uvas tomen los nutrientes de la tierra con el justo nivel de agua, plantadas con cuidado y dedicación y recogidas en el tiempo indicado logrando el primer y más importante paso en la creación de un vino. Luego la uva como materia prima pasa a una segunda etapa que es el proceso natural de fermentación del mosto que transforma el azúcar en alcohol y que se denomina vinificación. Es aquí en donde la bodega presta especial atención al logro de un producto final de alta calidad con una infraestructura tecnológica de avanzada que lo hacen precursor y le permiten diferenciarse netamente de sus competidores.

Los afortunados que estuvimos presentes en el evento pudimos degustar la cata de 5 vinos tintos producidos en la bodega del varietal Syrah Edición Limitada 2010, 2011, 2012 y 2013, así como del Calixa Syrah 2014. Todos provenientes de viñedos del Valle de Guadalupe ubicado en la Baja California, que posee tierras áridas y arenosas de micro-clima mediterráneo similar al sureste de Francia (Valle del Ródano) que lo hacen muy aptas para la vinicultura y en especial para el varietal insigne de aquellas tierras: el Syrah. Se combinan su altitud de 350 msnm, cercanía al mar y tierras pobres con gran amplitud térmica cuya combinación permite desarrollar gran calidad en los cultivos de vides.

Comenzamos con el 2014 de gran cuerpo, taninos altos, aterciopelado, persistente y de color rubí intenso, brillante, con aromas a frutas rojas y negras, con notas de tabaco producto de su paso por madera.

Continuamos con el 2013 en el que se nota más acentuadamente el paso del tiempo que va templando sus taninos. Por otra parte, en el vino  2012 es en donde se expresa mayor complejidad, rojo violáceo y con notas de cereza y mora. Su paso por madera de roble francés (14 meses) suaviza sus taninos y textura y le aporta notas a vainilla, miel y frutos secos.

El 2011 tiene crianza de 12 meses en barricas de roble francés lo que le imprime notas de vainilla y canela. Posee un claro sabor que recuerda a frambuesas y untuosidad de la manteca.

Sin embargo el premio mayor se lo lleva el 2010 que por su gran complejidad, bouquet y estructura lo hacen sin lugar a dudas merecedor de ser considerado el gran vino de la cata y que permite desarrollar a pleno los cinco sentidos. Tiene gran cuerpo, en boca es untuoso, suave, de taninos redondos y larga conservación por su crianza en madera de roble francés y añejamiento en botella, en nariz posee aromas a grosella negra y cassis y especiado, con prolongado final de boca. Recomiendamos beberlo a una temperatura de entre 18° y 20° C y oxigenarse un rato antes de servir para que exprese mejor todo su potencial.

MARIDAJE L’ENFER DES ARTS: El Syrah es un vino de gran cuerpo que permite maridarlo con carnes de caza (ciervo, jabalí, conejo), así como pavo, chivito y quesos en especial de cabra, oveja, roquefort. Y para alegría de todos los mexicanos es ideal para acompañar comidas bien picantes.

Anuncios