Anastasia. Bistro & Lounge

Antes de comenzar mi reseña sobre Anastasia (ubicado en el sur de la ciudad de México en Pabellón Altavista, Avenida Desierto de los Leones no. 52, Col. San Ángel) tengo que declarar que jamás había tenido la oportunidad de acudir a una degustación gastronómica. Supongo que, como la mayoría de las personas, no soy muy versada en el tema de la cocina. No sé mucho de ingredientes ni términos de cocción, no sé qué sabor se lleva mejor con cuál y la mayoría de los nombres de los platos me resultan extravagantes.  Sin embargo, esta primera experiencia en las artes culinarias no pudo ser mejor. La calidez y amabilidad del Chef Norberto Hermida y de todo el staff de Anastasia hicieron que mi falta de conocimientos pasara desaparecibida y que el comer se volviera una delicia.

IMG_3109
De izquierda a derecha: Rodolfo Schoer (gerente de alimentos), Rodrigo Torres (mesero), Fabiola de la Rosa (relaciones públicas), Chef Norberto Hermida G. y Luis Miguel Suárez (gerente de bar).

He de empezar diciendo que el lugar es bellísimo. La decoración es de un gusto extraordinario y elegante. Desde que entras te das cuenta que los detalles han sido cuidados al extremo. Mesas con manteles blancos y copas resplandecientes, centros de mesa con flores en tonos pastel. Una barra de postres sacada de una postal francesa, la cual invita a tomar un cafe acompañado de alguna belleza dulce. Espacios amplios y cómodos llevan hasta la otra punta donde se encuentra la barra del bar atendida por Luís Miguel Suárez y cuyas creaciones deleitan a los presentes.

Empezamos nuestra visita atendidas por Fabiola de la Rosa, encargada de relaciones públicas de Anastasia. Desde ese momento y el trato cordial de Fabiola, supe que nuestra estadía iba a ser encantadora, como ella. Con una sonrisa nos presentó a la mayoría de todo el personal para luego dirigirnos a una preciosa sala privada, la cual puede ser tambien reservada para grupos grandes de personas que quieran disfrutar de un área más intima. Ideal para cumpleaños o reuniones de amigos. Una vez ahí, no paraban de llegar distintas personas encargadas del lugar. Desde los atentísimos meseros hasta el gerente de bebidas y alimentos, cada uno más amable que el anterior. Dándonos la bienvenida y haciéndonos sentir como en casa comenzaba a formarse el preámbulo para conocer a la estrella principal.

Una vez sentadas, apareció lleno de energía el Chef Norberto Hermida. Con una personalidad vibrante y familiar, nos saludo y comenzó a contarnos un poco sobre él y Anastasia.

Norberto Hermida G. Chef Ejecutivo
Norberto Hermida G.
Chef Ejecutivo

Luego de sus estudios en Administración de Empresas Turísticas, Norberto comienza a sentir gusto por la cocina de especialidades, lo cual lo lleva a cursar la carrera de gastronomía en el Pacific Institute of Culinary Arts en Vancouver, Canadá, en donde se gradúa con mención honorífica y define su pasión por la Alta Comida Francesa y del Mar.  A su regreso a México pone su talento en restaurantes de reconocido prestigio en Polanco, Condesa y Bosques de las Lomas, al mismo tiempo que combina sus actividades con la docencia.

En 2007, se traslada a Singapur con la firme idea de abrir un restaurante mexicano con una carta de platillos originales, donde desarrolla una técnica en fusiona la cocina tradicional de nuestro país con ingredientes asiáticos. Su incansable trabajo en esta ciudad, le da la oportunidad de aprender in situ de las influencias de la cocina malaya, china e india. Así, logró crear un estilo propio y minucioso en la combinación de ingredientes, agasajando a embajadores y altos directivos de empresas dentro del TOP 10 MUNDIAL.

Fue a su vuelta de nuevo a México cuando comienza a desarrollar un nuevo proyecto de restaurante que marcará la diferencia, bajo el concepto de cocina artesanal mediterránea, del cual surge Anastasia, que en menos de dos años ha logrado colocarse como un referente de cocina francesa con creaciones únicas.

Norberto nos aclaró que en su cocina no hay nada pre fabricado, es decir, todos sus ingredientes y platillos se sacan desde cero. Con esto en mente, lo que él está tratando de lograr es una carta muy balanceada: el menú va desde el cordero, los pescados y mariscos hasta lechones. Sin embargo, Norberto nos dijo que en sus platillos vas a notar algo distinto. Por ejemplo, al presentar el lechón, él lo que busca es que el comensal esté cómodo y disfrute de la comida quitándole toda la grasa, el hueso y que la carne esté lo más tierna posible. En cuanto a los pescados, el mismo proceso se repite. El robalo se cuece en un horno de pan con sal y todo se hace en el momento.

Por otra parte, en el momento en que nos presentamos, Anastasia comenzaba con las celebraciones del 15 de septiembre y de México -además de que cada tres meses se cambía la carta y las especialidades- por lo que se pueden encontrar platos muy particulares como el huazontle en nogada.

Después de lo que puedo solamente describir como una plática muy amena e iluminadora en cuanto a todo el tema de la comida. Norberto nos prometió enviarnos algunos de los muchos platillos que tienen en su carta. El antojo y la emoción se podían sentir en el ambiente.

Para empezar, nos refresacamos con un martini de higo que no puedo más que describir como maná de los dioses. Esta bebida hecha a base de higos naturales macerados en Ginebra y Cassis prometía que lo que vendría a continuación no defraudaría. Además, probamos la refrescante y sorprendente limonada Anastasia con Vodka, jarabe de albahaca y espuma de limón y la naranjada del mismo nombre con reduccion de romero y Gin.

A nuestro alrededor comenzaban a circular vasos, cubiertos, platos y dos canastas de pan hecho en casa con distintos sabores como el de chipotle con ajonjolí negro. (Dato curioso: todo el pan se hace diariamente en la cocina del restaurante y el que no se consume en el día es donado a una casa hogar de adultos mayores). En ningún momento dejamos de recibir una sonrisa por parte de los meseros y la plática con Fabiola era interesante y relajada. De pronto, aparecieron en nuestra mesa unas exquisitas tostas de jamon serrano y jitomate y otras de queso Brie con anchoas y finas rodajas de cebolla caramelizada. La explosión de sabores en la boca es inigualable. Las anchoas nunca me habían sabido tan bien.

Apenas dejábamos pasar el delicioso sabor que nos habían dejado este platillo cuando llegó ante nosotros una tártara de atún con nopal y chayote crudo. Excelente recomendación para todos aquellos que tengan ganas de disfrutar un platillo distinto al de la carne tártara común. Acompañada por unas rebanadas de pan tostado con una gotita de aceite de oliva, este platillo no fue la excepción entre las delicias que apenas comenzaban.

A pesar de que sabíamos que vendrían más platillos y que lo mejor sería no comer demasiado, hasta el momento no habíamos podido lograrlo, así que sin más, llegó una delicadísima crema de ajo con espuma de roquefort. El sabor es tan sutil que a la mesa te traen un poco de ajo triturado asado para espolvorear sobre la crema. Sin o con el ajo triturado, este platillo fue una de las grandes sorpresas de la comida.

No queriendo dejar que ese sabor abanonara nuestros paladares, por lo menos yo, cerraba breves instantes los ojos y enfocaba mi atención al sentido del gusto. Aquello era realmente delicioso.

A continuación, el chef Norberto llegó acompañando los platos principales y -con su profesionalismo y perfeccionismo que pude notar en ese momento- presentó un solomillo relleno de pesto, un robalo en horno de pan con sal, un risotto para nuestra compañera de equipo vegetariana y un huanzontle en nogada.

IMG_6626

Si he de serles honesta, todos los platillos estaban ríquisimos pero el robalo fue la comida más deliciosa que he probado en bastante tiempo. La presentación, además, es de lo más especial que he visto. Como bien lo había ya mencionado Norberto, el pez se había preparado dentro de un pan que hace la función de horno, dándole una suavidad y sabor incomparables. El espectáculo de la maestría con la que se abre el pan y se sirve el pescado es digno de ser visto. Acompañamos nuestro robalo con una suntuosa copa de vino blanco Domaines Schlumberger.

IMG_6519

El solomillo de cerdo con pesto no se quedaba atrás en cuanto a sabor. Acompañado por una copa de vino tinto Pruno de Rivera del Duero, el maridaje era perfecto. (Ambas recomendaciones de vino nos fueron hechas por Luís Miguel Suárez, encargado de toda el área de bebidas, quien sin lugar a dudas sabe de lo que habla y nos dio una cátedra en vinos y tragos).

Y finalmente, el huanzontle en nogada. Recomendamos ampliamente ir a degustar este platillo durante estos proximos meses, pues en octubre cambia la carta. No puedes dejar de ir a probar una de las creaciones más especiales de Anastasia. Delicioso, perfecto, justo.

Tremendamente complacidas, todavía nos esperaban los postres. Un key lime pie tradicional, unas galletas con ganash de roquefort y unas manzanas con romero y helado de vainilla fueron el cierre perfecto para una comida perfecta. Cada uno distinto y delicioso en sí mismo, con personalidades bien definidas, los acompañamos con un carajillo preparado como solamente en Anastasia lo pueden hacer (¡tienes que ir para saber el secreto!) y un martini de mazapán.

Al final de la comida, no solamente habíamos pasado un gratísimo momento con todos, sino que habíamos tenido la oportunidad de probar la comida de un chef que no tienen miedo a arriesgarse en sus platillos y que con tan sólo mirarle uno se da cuenta que ama y disfruta su profesión. Para el chef Norberto cocinar es un arte, una pasión y lo transmite a los que probamos su comida a través de sabores, aromas, texturas y de las presentaciones altamente cuidadas de sus platillos. ¿Qué más te podemos decir? Este tipo de experiencias no se pueden leer, tienes que vivirlas.

 

Pabellón Altavista, Avenida Desierto de los Leones no. 52, Col. San Ángel.

Tel. 55 50 40 00

ANASTASIA Bistro & Lounge cuenta con “Cavas Personalizadas” para clientes, con grandes beneficios y capacidad para 16 botellas cada una.

ÁREA PARA FUMADORES. Amplia terraza, exclusiva para el área de fumar.

ESPACIOS PRIVADOS. Para esos eventos especiales, 2 salones privados con capacidad para 15 personas cada uno, y/o 1 salón para 30 personas.

MÚSICA EN VIVO. Viernes, sábados y domingos de 3 a 5 p.m.  Trova internacional y de 10 a 12 p.m. 60 ́s, 70 ́s y 80 ́s con grupos en vivo.

ÁREA DE NIÑOS. El fin de semana se tiene dispuesta un área recreativa de niños, donde los pequeños podrán divertirse con juegos didácticos en compañía de Anastasio.

HORARIOS: Lunes a Miércoles 1:00 p.m. a 23:00 p.m. Jueves a Sábado 1:00 p.m. a 2:00 a.m. Domingo 1:00 p.m. a 21:00 p.m.

Precio promedio por persona: $450 a $500 pesos con una bebida incluida.

PRÓXIMAMENTE: Anastasia Polanco

Anuncios