Entrevista: Jazzamoart

El trabajo del maestro Jazzamoart abarca una gran variedad de técnicas desde la pintura pasando por el dibujo, la escultura y hasta el arte objeto.

Sus grandes pasiones: el arte y la música; el amor por la música fue transmitido por su padre, “en mi familia siempre ha habido un ambiente de música, pero el jazz llegó como una iluminación para tener un pretexto para pintar, cuando estuve en la Academia de San Carlos quería buscar eso que mi hiciera diferente y pintar el jazz fue lo que siempre me ha distinguido, no sólo en México sino también en el mundo, nadie ha abordado este tema tan constantemente como yo”.

Pintar con música, pintar la música, vivirla.

– Jazzamoart

Los retratos y las influencias europeas siempre han sido una constante en el trabajo de este artista, en especial los trabajos de Rembrandt; Velázquez también a influido en la obra de Jazzamoart reinventando sus obras y trayéndolas a su estilo y forma de ver, esos grandes personajes como en la obra “Chencho sax, 2011” refiriéndose a la obra del Papa Inocencio pero nos cuenta que como en México a los Inocencios se les llama “chenchos” hace el juego de palabras y símbolos al añadirle también un saxofón.

Muchos han influido en la obra del maestro Jazzamoart, tantos que sería imposible nombrarlos, pero sobre todo los artistas del muralismo mexicano, Diego Rivera, Orozco, Siqueiros. Algunos artistas de la Escuela Mexicana y de la Ruptura, desde luego el maestro Aceves Navarro, Gironella, Corzas lo han influido mucho. A nivel internacional Picasso como uno de los grandes revolucionarios, “Van Gogh al que considero el santo de los artistas por que es el que más ha trascendido en la historia y uno de los que más sufrió, llevó una vida muy difícil en la que el arte fue su único medio de escapatoria, tiene esa dualidad que alcanza la santificación para mi”.

“La iconografía, las formas, el lenguaje, la numerología y cosmogonía prehispánica me han llamado siempre la atención y de repente salen y se reflejan en mis trabajos. Las artesanías y arte popular mexicano también me interesan mucho, como yo soy de Guanajuato, la cartonería, los textiles, la cerámica, las máscaras, incluso mis juguetes de niño, todos esos elementos nutren mi obra”.

Jazzamoart a lo largo de su carrera ha abordado diversas temáticas; “he trabajado sobre muchas temáticas, algunas que nunca imaginé pintar como la economía o religión”.

Cuentos del jazz, 1980

Proceso creativo: “no tengo horarios, trabajo a cualquier hora y en cualquier lugar pero sí trabajo todos los días y lo que más me gusta es el óleo pero la verdad es que siempre es diferente, a veces directo sobre la tela, a veces con dibujos o a veces a base de sueños e ideas que aterrizo, a veces las apunto otras no, suele pasar que surge una serie a partir de un cuadro un tanto experimental y de ahí me sigo, nada es planeado. Me gusta visitar los talleres de mis colegas porque de ahí uno aprende mucho y si se puede uno fusilarse algo, ¡mejor! En todos los sentidos lo digo, tanto pictórico como en la manera que cada quien trabaja”.

Muchas de sus obras son reinventadas a partir de cuentos, fábulas, personajes, todos ellos traídos su mundo, al mundo de Jazzamoart.

La curaduría de la exposición Improntas. Jazzamoart en el Museo Dolores Olmedo, recinto que actualmente exhibe su obra fue hecha por Rafael Pérez y Pérez, “hicieron una gran labor y sigue siendo una buena idea el exhibir las obras en este importante lugar porque nuestra labor como artistas además, es cumplir con un deber ciudadano de mostrar al público nuestro quehacer, además de que es propiedad de la nación”.

“Es una fortuna para mí exhibir mis obras en esta casa que fue de la señora Dolores Olmedo quien tenía una gran cercanía con Diego Rivera, ahí hay una historia de amistad, de amor, pero sobre todo de arte y que es un gran legado para todos nosotros”.

Esta muestra involuntariamente surgió como una pequeña retrospectiva ¿qué piensa sobre las obras elegidas para ésta exhibición? quiere decir dos cosas, una que pago mis impuestos y segundo que trabajo bastante. Es una selección que representa a grandes rasgos mi trayectoria de los últimos 30 años. Esta exposición fue una sorpresa para mi mismo acerca de mi propio trabajo, no recordaba que había hecho muchas de las piezas exhibidas.

¿Sobre qué se encuentra trabajando ahora? “Ahora me encuentro trabajando bajo un cierto minimalismo, pero lo más importante de las piezas nuevas es revalorar la pintura, en estos tiempos medio convulsos en donde todos se preguntan ¿qué es la pintura? ¿qué es el arte? Con este tipo de piezas quiero decir que el arte aquí está y no se lo va a acabar nadie ni aunque lo dijera el más grande de los conceptualistas.Estoy a la par trabajando unas pizas muy mexicanas con las que me estoy divirtiendo mucho, son para el Museo de Arte Popular”. También se ha adentrado a dibujar personajes insólitos, bestiarios o zoologías tipo Jazzamoart, imaginarios.

El arte y la pintura no pueden desaparecer, habrá arte bueno y malo y a parte está el tiempo.

La muestra reúne más de 20 obras, entre pintura y escultura, elaboradas entre 1978 y 2014. Esta exposición es resultado de la colaboración entre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Museo Dolores Olmedo, para la difundir el patrimonio artístico mexicano, contenido en la Colección Pago en Especie.

Dato de interés sobre el artista:

*Jazzamoart produce aproximadamente una obra diaria. “Mis talleres siempre terminan rebasados por mi obra, una vez un amigo coleccionista me prestó una bodega industrial de 4,000 mts cuadrados y en medio año la llené entre dibujos, pinturas, grabados y esculturas efímeras”.

Dónde ver actualmente la obra de Jazzamoart:

Museo Dolores Olmedo Av. México 5843, Col. La Noria Xochimilco. Martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Entrada $ 20 ciudadanos mexicanos y $75 extranjeros. Martes entrada libre.

www.museodoloresolmedo.org.mx

 

 

 

 

 

Anuncios